Vinoteo: La Regenta

"Na provincia, que la so capital yera Vetusta, abondaben perdayures montes de los que se pierden ente nubes; pos a los más trabayosos y elevaos xubía'l Maxistral, dexando tras al más robustu andarín, al más espertu montañés. Cuanto más xubía más allampaba xubir; en cuenta d'aballa sentía fiebre que-yos daba puxanza d'aceru a les piernes y aliendu de fragua a los pulmones. Llegar lo más alto yera un trunfu voluptuoso para De Pas. Ver munches llegües de tierra, columbrar el mar alloñáu, contemplar a los sos pies los pueblos como si fueren xuguetes, imaxinase a los homes como infusorios, ver pasar una águila o un bilanu, según loi paraxes, debaxo los sos güeyos, enseñándo-y l'envés doráu pol sol, mirar les nubes dende enriba, yeren intensos placeres del so espíritu altaneru que De Pas procurábase siempres que podía. Entós sí que nes sos mexelles había fueu... "

Juanjo Cima, del Vinoteo y Las Tablas del Campillín, vuelve sosprendenos una vegada más, entamando una Ruta Gastronómica y Lliteraria alredor del mundu maraviyosu de La Regenta de Clarín. Pa ello, cuntó cola ayuda de L'Asociación de Llibreros d'Uviéu, LibrOviedo, de Xuan Ángel Moreno, que nos sirvió de guía polos escenarios descritos na antigua Vetusta.


Empezamos, na estatua dedicada a Regenta na Plaza la Catedral d'Uviéu. Puntu onde axuntamos unes 15 persones dispuestes a percorrer l'Uviéu antiguu lleendo estractos del llibru.


D'ende fuimos a la Plaza'l Conceyu, onde supuestamente s'atopaba la casa los Ozores. La Nueva Cai Carpio, onde la doncella Petra fai ver la infidelidá de la muyer de Quintanar.


Xubimos pola Cai Escura los edificios onde dormía Alvaro Mesía.


Y d'ende, a la Cai Mon.


Paramos en Los Canónigos y baxamos hasta la Corrada l'Obispu.


Curtia parada nel Tránsitu de Santa Bárbara, cola impresionante torre de Catedral al fondu y acabamos de nuevu na Plaza de la Catedral.


Una gociada lleer diálogos de La Regenta, en sitios tan máxicos, y cola participación de too'l grupu. Auténticamente enriquecedor.


N'acabando la parte lliteraria, siguimos p'al Vinoteo. Onde pudimos probar 3 tapes qu'apaecen nel llibru. Y equí'l conceutu "tapa" ... porque lo qu'ufierta Juanjo son auténticos platos a un gran nivel.


Empezamos por una Sopa de Tortúa, qu'evidentemente, Juanjo tuvo qu'afaer a una Sopa de Pexe. Mui, mui rica. Y con muncho fundamentu. Trupa, con sabor ... Encantónos.

“El Marqués, primero que los demás comieren la sopa sirvió un gran platu de sardines, mientres falaba con doña Petronila del valtamientu de San Pedro, qu'a la dama paecía-y vergoñosu. Los convidaos en tantu entreteníen colos variaos, ricos y raros entremeses. ¡Yá lo sabíen! taben a confianza y había que respetar les costumes que toos conocíen. Vegallana empezaba siempres coles sos sardines; taramiaba unes cuantes docenes, y nel intre se llevantaba, y discretamente desapaicía del comedor. Siguiendo usu d'antañu toos fixeron como que nun notaben l'ausencia del Marqués; y en tantu llegó y sirvióse la sopa. Cuando l'amu la casa volvió al so asientu, taba un pocu maciu y sudaba.
—¿Qué tal?—preguntó la Marquesa ente dientes, más col xestu que colos llabios.
Yá'l so maríu contestó con un enclín de cabeza que quería dicir:

—¡Perfectamente!—y en tantu sirvía un bon platu de sopa de tortúa. El Marqués yá nun tenía les sardines nel cuerpu.”


Siguimos con un Coríu a la Naranxa. Otru platu increíble, que yá veis que de "tapa" nun tien nada.

—Señes... señes... ¿a que nun atines?
—¿A que sí?...—Nun tires...—Pos da señes...—¡Ye una cosa bien rica! ¡bien rica! ¡bien rica!
—¿Que se come?—Pos claro... siendo mui rica...—¿Ónde l'hai?—Comenla los señores...—Eso nun val, ¡so tísica! ¿qué sé yo lo que comen los señores?
—Pos dalguna vegada puede ser que la vieres.
—¿De qué color?—Mariella, mariella...—¡Naranxes, rediós!—agulló'l pillastre y dio un tirón al pañuelu, preparandose a entamala a llatigazos colos sos compañeros.

—¡Que m'arrinques el brazu, brutu, y que nun ye eso!...


Y acabamos con un Queso 3 Leches de Pría de postre con un Dulce de Melocotón de la madre de Juanjo espectacular. 

Y finamos con un Quesu 3 Lleches de Pría de postre con un Dulce de Piescu de la madre de Juanjo espectacular.

La cena yera curtia pero bona, platos fuertes, bon Burdeos, bona champaña; en fin como dicía'l Marqués, primero mar y pimienta, dempués fantasía y alcohol.
[...]

El ruiu, les lluces, el xaréu, la comida escitante, el vinu, el café... l'ambiente, tou contribuyía a aturullar la voluntá, a espertar la galbana y los instintos de voluptuosidá.... Ana creíase próxima a una afuega moral.... Atopaba'l so pesar una delicia intensa en toos aquellos vulgares placeres, naquella seducción d'una cena nun baille, que pa los demás yera yá gocie gastáu.... Sentía ella más que toos xuntos los efectos d'aquella atmósfera envelenada de lluxuria romántica y señoril, y ella yera la que tenía ellí que lluchar contra la tentación. Había en tolos sos sentíos la irritabilidá y la delicadeza de la piel nuevo pal tactu. Tou llegába-y a les coraes, tou yera nuevu pa ella. Nel bouquet del vinu, nel sabor del quesu Gruyer, y nes chispes de la champaña, nel reflexu d'unos güeyos, hasta nel contraste del pelo negru de Ronzal y la so frente pálida y morena... en tou atopaba Anita aquella nueche guapura, misteriosu curiosu, un valor íntimu, una espresión amorosa....


Pa beber vinu asturiano (por fin). Finca los Frailes de Monasterio de Corias. Tintu con uves autóctones asturianes y 8 meses de barrica de carbayu. Sabrosu, con toque de madera y frescu. Gran vinu que foi perfectu con tola comida.


Tou esto por 12€. Sí, lleístis bien. 12€. Ruta más los platos que veis nes semeyes. Tenéis otra oportunidá esti sábadu, y les places tán volando, asina que yo de vós, nun me lo pensaba dos vegaes.

0 comentarios :

Publicar un comentario